Por Rachael PetersenKarla RenschlerMikaela Weisse

La identificación de actividades forestales ilegales con métodos tradicionales, como patrullas a pie, puede llevar mucho tiempo, ser costosa y, con frecuencia, ineficaz para detener la tala antes que sea demasiado tarde. Sin embargo, podemos detectar las perturbaciones forestales con mayor rapidez que antes debido a los recientes avances tecnológicos. Actualmente, las autoridades pueden dar prioridad a las áreas de investigación y aplicación mediante datos satelitales para identificar cambios forestales con mayor rapidez.

Estos sistemas, conocidos en la comunidad de control forestal como sistemas de alerta temprana, pueden proporcionar una alarma para actividades ilegales y no sostenibles que puedan pasar desapercibidas. Los sistemas de alerta temprana están diseñados para identificar las ubicaciones de cambio forestal lo antes posible, generalmente sobre una base semanal o mensual. Si bien estos sistemas cumplen un rol valioso al priorizar la asignación de recursos para la aplicación de la ley y la conservación, no están diseñados para calcular la cantidad de cambio de los informes y los análisis en profundidad.

Hace un par de semanas, Perú convocó un evento que reunió a los usuarios y productores de Alertas tempranas de todas partes del mundo para que compartan las lecciones aprendidas del desarrollo y la aplicación de estos sistemas. En la siguiente explicación se proporcionan antecedentes sobre los sistemas de alerta temprana, cómo funcionan, cómo se pueden aplicar y los desafíos claves para su desarrollo y uso.

¿Cómo funcionan los sistemas de alerta temprana?

Los sistemas de alerta temprana producen actualizaciones regulares sobre el lugar de ocurrencia reciente del cambio forestal mediante el aprovechamiento de satélites como Landsat y MODIS, que brindan imágenes frecuentes de la Tierra sin costo alguno. La mayoría de sistemas implementan métodos de inteligencia artificial que puedan detectar deforestación y otras perturbaciones automáticamente en las imágenes al “mirar” una fuerte caída en los verdes de la imagen. Estos algoritmos a veces se ejecutan en acuerdos de procesamiento paralelos, también conocidos como computación en nube, que admiten el análisis de grandes áreas de forma continua.

Las alertas producidas se distribuyen a las audiencias respectivas. Las alertas que a menudo se muestran en los mapas web en línea, como Global Forest Watch o la Plataforma Geobosques, de Perú, se envían a las partes interesadas en forma de boletines como MAAP, de la Asociación para la Conservación Amazónica, o se transmite a los usuarios a través de dispositivos móviles.

Brasil: el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais (INPE), a cargo del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil, desarrolló el primer sistema de alerta temprana llamado DETER en 2004. La agencia de aplicación ambiental de Brasil utiliza los datos para implementar leyes y políticas nacionales. Algunos investigadores atribuyen la aplicación de este sistema de alerta temprana, junto con el aumento de esfuerzos de aplicación, a la reducción de las tasas de deforestación en el Amazonas.

Uganda: los monitores capacitados del Jane Goodall Institute de la Autoridad Nacional Forestal (National Forest Authority, NFA) de Uganda y los guardas forestales con las Autoridades de Vida Silvestre de Uganda (Uganda Wildlife Authority, UWA) utilizan cada semana las alertas de perturbación forestal para controlar los parques y bosques nacionales. En la actualidad, el personal de NFA y UWA utilizan las alertas y otros datos para priorizar las patrullas y encontrar y documentar la tala forestal ilegal. Esto ha originado acciones judiciales, multas e investigaciones dentro de varios hábitats fundamentales, entre los que se incluye el Parque Nacional Kibale.

Perú: el Ministerio del Ambiente (MINAM) de Perú distribuye semanalmente alertas de perturbación forestal mediante el portal en línea Geobosques a más de 800 suscriptores del gobierno, la sociedad civil y el sector privado. Estas alertas ayudan a las autoridades peruanas a identificar, detener y procesar casos de tala y minería ilegales. El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) está incorporando sistemas de alerta temprana en el Sistema Nacional de Control y Vigilancia para respaldar las acciones de aplicación y coordinación en todas las agencias.

La organización Rainforest Foundation US ha capacitado a más de 30 comunidades en el Amazonas sobre el uso de alertas de deforestación y teléfonos móviles para controlar y abordar amenazas activas en el territorio. Los datos de campo de las patrullas indígenas se comparten con las agencias de aplicación de ley para respaldar las investigaciones o se utilizan directamente para respaldar la planificación territorial indígena.

¿Cómo se utilizan los sistemas de alerta temprana?

Los sistemas de alerta temprana hacen posible que los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado respondan con rapidez a una sospecha de tala forestal ilegal o no sostenible. Las aplicaciones de la alerta temprana incluyen las siguientes:

  • Gestión de área protegida: los guardas forestales pueden utilizar alertas para respaldar el “perímetro de defensa” y priorizar los recursos para investigar la tala.
  • Monitoreo forestal comunitario: las comunidades indígenas y locales utilizan alertas para identificar con rapidez las amenazas en sus territorios, entender si se explotan los bosques y compartir información con las autoridades relevantes si corresponde.
  • Interdicción de actividades ilegales: las agencias de aplicación de ley pueden utilizar datos para priorizar las investigaciones de campo e implementar políticas nacionales relacionadas con la forma en que se zonifican los bosques para su protección o uso.
  • Gestión de concesiones agrícolas y otras concesiones productivas: las empresas agrícolas con compromisos de “cero deforestación” pueden utilizar datos de alerta temprana para marcar áreas donde los proveedores podrían no estar cumpliendo con las políticas ambientales de la empresa.
  • Creación de conciencia: las organizaciones sin fines de lucro y otros grupos de defensa pueden usar los sistemas de alerta temprana para emitir alarmas en torno a una tala ilegal o no sostenible antes de que salga de control.

¿Qué sucede cuando se activa una alerta?

Si bien el proceso depende de quién utilice los datos y para qué propósito, los investigadores han dispuesto del siguiente protocolo general que puede conducir a una acción en base a los sistemas de alerta temprana.

  1. Detección. Los sistemas de alerta temprana identifican áreas donde es posible que ocurra una tala.
  2. Priorización. Las alertas se superponen con límites geográficos clave, como áreas protegidas, concesiones mineras y forestales, territorios indígenas o datos ecológicos para determinar qué alertas pueden representar actividades ilegales o actividades con un alto impacto en la biodiversidad y las emisiones de carbono.
  3. Identificación de impulsores y contexto. El impulsor de cambio (por ejemplo, agricultura, carreteras, tala) se identifica con imágenes de alta resolución, vuelos de drones o visitas de campo para comprender las necesidades de acciones posteriores y la participación de las agencias apropiadas.
  4. Comunicación efectiva de resultados. La información se comparte por medio de mapas en línea, informes, etc., con la audiencia relevante, ya sea con una autoridad gubernamental apropiada para que actúe sobre la información, o con el público en general para crear presión sobre el gobierno y que tome acción.
  5. Impacto para reducir la deforestación. Coordinación simplificada entre las agencias gubernamentales, los ministerios u otros actores para responder a las alertas de prioridad sobre el terreno, incluida la emisión de multas, la realización de arrestos y la destrucción de los equipos utilizados para llevar a cabo actividades ilegales.

¿Qué sistemas existen actualmente?

Diferentes investigadores y agencias gubernamentales han desarrollado sistemas que proporcionan actualizaciones regulares al público.

 

NOMBRE COBERTURA GEOGRÁFICA FRECUENCIA RESOLUCIÓN ESPACIAL PRODUCIDO POR DATOS DE ENTRADA
Sistemas globales y tropicales
Alertas GLAD 22 países en los trópicos Semanalmente 30 metros University of Maryland Landsat
FORMA Pantropical Quincenal 250 metros World Resources Institute MODIS
JJ FAST 77 países tropicales Mes y medio 5 hectáreas JAXA/JICA ALOS-2
Terra-i Pantropical Mensualmente 250 metros CIAT MODIS
Sistemas nacionales
Alertas tempranas IDEAM Colombia Trimestral 250 metros IDEAM (Colombia) MODIS
Alertas tempranas PNCB Amazonia peruana Semanalmente 30 metros MINAM (Peru) Landsat
DETER-B Amazonia brasileña 5 días máximo 60 metros INPE (Brazil) CBERS-4 and ResourceSat-2

¿Cuáles son los desafíos clave para los sistemas de alerta temprana?

Desafíos técnicos para mejorar la utilidad de los sistemas:

  • Cobertura en la nube: la mayoría de los dispositivos por imagen utilizados para detectar cambios son ópticos, lo que significa que, al igual que el ojo humano, no pueden ver a través de las nubes y la bruma. En algunas partes de los trópicos, las nubes evitan la disponibilidad de imágenes “buenas”, a veces durante meses. La deforestación podría ocurrir debajo de las nubes, pero los sistemas de alerta temprana no pueden “verlo”.
  • Costos de mantenimiento informático de sistemas: el procesamiento automático de imágenes satelitales semanal y mensual requiere de energía y costos informáticos significativos. Probablemente, estos costos aumentarán a medida que los sistemas comiencen a utilizar imágenes de alta resolución o produzcan actualizaciones más rápidas.

Desafíos institucionales relacionados con la forma en que los actores responsables de la conservación y la gestión forestal utilizan la información:

  • Adopción incoherente en todos los países: Si bien la tecnología de alerta temprana ha evolucionado rápidamente, la adopción de estas tecnologías ha sido incoherente. Mientras algunos países, como Brasil, han utilizado sistemas de alerta temprana durante muchos años para respaldar la implementación de las leyes forestales, otros están comenzando desarrollar estas capacidades o adoptan sistemas existentes.
  • Proliferación rápida de sistemas que superan el uso: los investigadores y las empresas privadas están produciendo nuevos métodos y sistemas, lo que genera confusión sobre cuál es el mejor sistema para satisfacer las necesidades de los usuarios. El rápido desarrollo de alerta temprana está superando la habilidad de muchos gobiernos y actores de ONG para comprender, adoptar y aplicar estos sistemas a los desafíos de gestión forestal.
  • Falta de recursos para actuar sobre la información de alerta temprana: incluso si existen sistemas de alerta temprana, las agencias o ministerios que tienen jurisdicción para actuar sobre la información a menudo carecen de los recursos necesarios para hacer seguimiento.
  • Coordinación entre agencias gubernamentales: en muchos países, la agencia que crea o entrega el sistema de alerta temprana no es la misma agencia que hará seguimiento sobre el terreno. La entrega exitosa de datos requiere confianza, cooperación y capacitación entre las agencias.

¿De qué forma el foro de Alerta Temprana abarcará estos desafíos?

  1. Aclarar las necesidades del usuario entre el gobierno, la sociedad civil y el sector privado.
  2. Compartir lecciones tempranas al articular requisitos para el desarrollo, el mantenimiento y la promoción de datos de alerta temprana.
  3. Hacer un inventario de las soluciones tecnológicas disponibles, entre las que se incluyen fortalezas y limitaciones, así como posibilidades posteriores.
  4. Promover el uso efectivo de sistemas de alerta temprana al permitir que múltiples interesados intercambien conocimientos sobre los desafíos y las buenas prácticas para la aplicación de sistemas de alerta temprana.