Por Sarah Ruiz


Available in English here.


Extendiéndose 30 grados al norte y sur a partir de la línea ecuatorial y rodeando el globo, la banda de bosques tropicales —húmedos y secos— cuenta con más biodiversidad y endemismo de especies que casi cualquier otro lugar en el mundo. No obstante, estos bosques están amenazados por la deforestación, ya que la tala, la agricultura, el pastoreo y la ganadería, y el desarrollo afectan a estos biomas únicos.

Debido a las amenazas que enfrentan los bosques tropicales, Global Forest Watch ha prestado especial atención a esta región monitoreando la pérdida de cobertura arbórea con sensores remotos. La más reciente actualización de las Alertas GLAD, nos permite ver semanalmente las las condiciones cambiantes de los bosques tropicales.

El sistema de alertas GLAD —llamado así por el laboratorio Global Land Analysis and Discovery en la Universidad de Maryland— examina imágenes Landsat de 30 m x 30 m tomadas de satélites que orbitan el globo. Cada semana, a medida que los satélites transmiten las imágenes a la Tierra, se comparan con los datos del pasado, se evalúa la pérdida de cobertura arbórea y se añaden a Global Forest Watch.

La reciente expansión de este análisis permite que todos los países entre las latitudes 30 grados norte y 30 grados sur tengan acceso a datos de pérdida de cobertura arbórea en tiempo casi real. Los administradores de bosques en países como Madagascar, México, Vietnam, Paraguay y Camboya pueden ver cómo sus bosques están cambiando rápidamente a su alrededor.

En los países donde estaban previamente disponibles, las alertas GLAD ya han sido usadas por diferentes grupos para tomar medidas que protegen los bosques. Por ejemplo, guardas forestales en Uganda han usado las alertas GLAD para detectar la deforestación a lo largo de los límites del Parque Nacional Kibale y detener la pérdida antes de que entrara en el mismo, la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (Amazon Conservation Association) utilizó las alertas GLAD en Perú para detectar caminos de acceso que conducen a la tala ilegal en bosques primarios y un grupo de la sociedad civil en Indonesia utiliza las alertas GLAD para priorizar hacia dónde dirigir sus limitados recursos dentro del ecosistema de bosque tropical Leuser.

Con esta nueva actualización, los individuos de todo el trópico podrán mantener un  monitoreamiento continuo sobre sus bosques y tomar acciones rápidas y específicas cuando detecten la pérdida de cobertura arbórea.  A partir del 1 de enero de 2018, las alertas ya han aumentado en algunas áreas forestales cruciales.

En el oeste de Paraguay, por ejemplo, se vislumbra un patrón geométrico que indica la tala de bosques para pasturas de ganado. Las alertas GLAD podrán ser usadas por el sector privado, a las ONG y al gobierno de Paraguay para determinar si la nueva tala cumple o no con las licencias ambientales existentes, o si el área talada se superpone con tierras indígenas o áreas protegidas.

Entre febrero y marzo de este año, apareció un gran grupo de alertas GLAD en un área boscosa de Liberia. Al examinar las imágenes satelitales de Planet, por debajo de los parches rosados, podemos ver que se ha perdido una franja de bosque a lo largo de una carretera, muy probablemente debido a un clareo industrial ligado a la expansión de terrenos para la industria del aceite de palma.

Las alertas GLAD en Camboya han detectado talas a gran escala que indican la conversión de bosques fragmentados en plantaciones agrícolas. Hasta ahora las alertas han recogido y confirmado solo segmentos del área talada, pero a medida que la cobertura de estas nuevas áreas continúe, más y más áreas se mostrarán en color rosado.

Al estar ahora armados con alertas GLAD, actores en los trópicos pueden detectar e investigar mejor estos y otros casos de deforestación probable en sus regiones.


BANNER PHOTO: Firey-Billed Aracari. Manuel Antonio National Park, Costa Rica. Aaron Minnick/WRI.