alt text

Por Bernadette Menzinger


Revisión de la versión en inglés por Paul Peters (CIAT).

TERRA-I ANÁLISIS   |   Ecuador es reconocido por su gran biodiversidad amazónica, sin embargo, justo debajo de ella, yacen las reservas de petróleo del país. Con las grandes compañías petroleras explorando y explotando este recurso subterráneo desde hace más de 45 años, hay apertura de caminos y la subsiguiente atracción de colonos, que van cortando más selva, causando destrucción del hábitat natural.

Las detecciones de Terra-i de enero de 2004 hasta febrero de 2015, han revelado una pérdida de hábitat de 87,525 Ha, un área similar a la de la ciudad de Roma. De los cuales, un 19% (16,943 Ha), han sido detectados dentro de áreas protegidas.

Terra_i1

Mapa de detecciones de pérdida de cobertura natural resultado del sistema Terra-i, para el periodo Enero 2004 hasta Febrero 2015. Los principales focos de deforestación están cerca de la ciudad de Coca y en cercanía de plataformas de petróleo, presentado en los rectángulos blancos.

Petróleo Vs Biodiversidad

Hasta los años setenta, el principal renglón de la economía ecuatoriana fue la exportación de banano, a partir de ese periodo, el petróleo se fue convirtiendo en la base de su economía. Con el incremento de los precios del petróleo, la demanda por recursos naturales permanece alta, y dado que los principales yacimientos de petróleo están bajo el suelo amazónico, la variedad natural y cultural fue y está siendo puesta en peligro. La biodiversidad es enorme, casi incalculable, existen 2,500 especies de árboles y arbustos, y se estima que podrían ser más de 3,100 especies. A pesar de la delimitación de áreas protegidas, los instrumentos de control y vigilancia gubernamentales no han impedido la invasión de las compañías petroleras dentro de estas áreas (Greenberg et al., 2005).

Es bien documentado que las compañías petroleras han estado explotando la región por casi 50 años, construyendo vías de acceso y plataformas de perforación, colonos llegan atraídos por las nuevas vías, asentándose alrededor de ellas, cortando y quemando más bosque para agricultura y animales de ganado (Buttler, 2012). La logística convencional de exploración, extracción, transporte y almacenamiento del petróleo, constituyen actividades de alto impacto sobre los hábitat naturales. Algunos ejemplos son, el gasoducto de 420 Km que atraviesa los andes, hacia las zonas portuarias sobre la costa (Yasuní Green Gold, 2008), y la vía de 150 Km que atraviesa el Parque Nacional Yasuní (Greenberg et al., 2005).

Terra-i detecta los impactos de la actividad petrolera

Aproximadamente, el 93.9% de la cuenca Amazónica Ecuatoriana está cubierto de bosques ricos en biodiversidad, una área cercana a 11 millones de Ha, de las cuales el 24.5% (2.7 millones de Ha) forman parte de áreas protegidas (Butler, 2012). Las consecuencias de la exploración y explotación petrolera, se evidencian claramente en el hábitat natural desaparecido o fragmentado. El sistema Terra-i detectó pérdidas de bosque cercanas a 87,525 Ha durante los últimos 10 años, equivalentes a 8,142 Ha anuales, aproximadamente 8,000 canchas de futbol. Las provincias al norte del Amazonas ecuatoriano son las más afectadas por la deforestación, debido primero a la relativa facilidad de acceso histórico a la zona, y la subsiguiente concentración de las plataformas petroleras, desde las cuales se dan la apertura de nuevas vías para exploración. Orellana es la provincia con mayores tasas de deforestación acumulada, con 25,606 Ha en la pasada década, seguido de Pastaza con 28,368 Ha, Sucumbíos con 16,187 Ha y Napo con 393 Ha. Esto es equivalente a una tasa de deforestación del 0.96% del área total boscosa en estos 4 departamentos. Esto es 2.28 veces más alto que el resto de áreas boscosas del Amazonas Ecuatoriano, donde la tasa de cambio fue de 0.42%.

Terra_i2

Infografía de los datos de detecciones de pérdida de hábitat de las provincias del Amazonas de Ecuador, basado en los datos de Terra-i, del periodo de Enero 2004 hasta Febrero 2015.

Puntos calientes de deforestación

Dado que las detecciones de la deforestación de Terra-i para el periodo 2004 a 2015, se muestran dispersas y a pequeña escala, un análisis de densidad ha permitido visualizar las áreas más afectadas. La concentración de la deforestación es calculada como el porcentaje de bosque perdido dentro de un área de 100 Ha. Los resultados muestran una concentración de la deforestación en las proximidades de plataformas petroleras, especialmente cerca de la ciudad de Coca. Las detecciones revelan que existen pérdidas de hábitat dentro de áreas protegidas cercanas a 17,000 ha (19%). La construcción de vías de acceso a las zonas de exploración, se convirtió en un motor de deforestación, agravado por la colonización y la tala ilegal (BASS et al., 2010).

Terra_i3

Análisis de densidad de pérdida de cobertura natural en el Amazonas de Ecuador, basado en los datos de Terra-i, en el periodo de Enero 2004 hasta Febrero 2015.

Alternativas para reducir el impacto de la extracción petrolera

Como se ha mencionado anteriormente, la construcción de vías de acceso y el posterior asentamiento de colonos, representa las principales causas de la deforestación, en relación con la extracción petrolera. FINER et al. (2015) propone entre otros, el método de la extensión de la perforación (Figura 4). En vez de varias plataformas perforando vertical, una plataforma puede perforar con varios tubos casi horizontal. De esta forma, áreas más grandes están explotadas y el impacto a la cobertura vegetal se reducida.

Terra_i4

Extensión de la perforación para reducir el impacto a la cobertura de vegetación.

Referencias

BASS, M.S., FINER, M., JENKINS, C.N., KREFT, H., CISNEROS-HEREDIA, D.F., MCCRACKEN, S.F. (2010): “Global Conservation Significance of Ecuador’s Yasuní National Park.” In: PLOS ONE 5(1).

BUTLER, R. (2012): “Oil Extraction: The Impact Oil Production in the Rainforest.” In: Mongabay.

FINER, M., BABBITT, B., NOVOA, S., FERRARESE, F., PAPPALARDO, S. E., MARCHI, DE M., SAUCEDO M., KUMAR, A. (2015): “Future of oil and gas development in the western Amazon.” In: Environmental Research Letters 10. IOP Publishing.

GREENBERG, J. A., KEFAUVER, S. C., STIMSON, H. C., YEATON, C. J., USTIN, S. L. (2005): “Survival analysis of a neotropical rainforest using multitemporal satellite imagery.” In: Remote Sensing of Environment 96. P. 202-211.

YASUNI GREEN GOLD (2008): Sobre el Yasuni. URL: http://www.yasunigreengold.org/


Este artículo apareció originalmente en Terra-i.org

BANDERA DE LA FOTO: Vista aérea de la selva amazónica, cerca de Manaus, capital del estado brasileño de Amazonas. CIAT (Flickr).